Etiquetas

, ,

A media luz. Te he mirado sin querer mirarte. Te he visto fría y eterna, con la piel quebradiza, con los ojos hirientes de puro luminoso. He querido hacerte el desayuno, con tostadas, zumo de naranja y café, y llevártelo a la cama. Te hubiera comprado el diario, pero eso no puedo hacerlo, ya lo sabes. En cambio me he dedicado a leerte un cuento de Juan Perucho.
Te has llamado Sofía. Has estudiado Historia, con buena nota.
Me he mirado al espejo de la entrada. Detrás de mí he visto a mi familia. Me sonríen, como siempre, tras el cristal. Me he sentido más que nunca de los suyos.
Somos los últimos, Scheherezade. Ponte guapa.
Estaremos mejor entre luces, blanco y negro.

.

(c) Ángel M. Alcalá

130506_kuxlarge

Anuncios