Bienvenido
al planeta encrucijada
punto de confluencia de todas las emociones del universo
frontera y peaje de todas las procedencias y parada en el camino
hacia los propósitos más oscuramente inconfesables

aquí toda presencia es intermitente
toda intención repleta de matices
y toda mirada furtiva quizá sea producto de tu imaginación
un atlas de instintos animales a punto de desbocarse
un mundo completamente nuevo cada madrugada
exáctamente en el mismo sitio
tentaciones inevitables que invitan a que te quedes
y te sorprendas cada día del resto de tu vida
que te apartan del objetivo que te llevó
hasta el cruce de caminos
como cantos de sirena
que nunca son la melodía que andabas buscando.

Quien se queda en el planeta encrucijada
se funde con él y se convierte en un rumor en el aire
en un eco que se diluye entre canciones de cantina
en un crujir de vigas de roble milenario
cuando no acaba de marcharse la tormenta
en el viejo Madrid.
.

(c) Ángel M. Alcalá

puerta-del-sol-622

Anuncios