king_in_yellow_and__page_by_zombiequadrille

Otros mundos. La eternidad. Todo se me antoja pequeño. No hay espacio ni tiempo que pueda contenerme. Porque yo lo soy todo, incluso tú y el resto de la gente. No tengo límites. Nunca dejo de nacer y no moriré nunca. Soy la realidad.

Soy la vecina, la del tercero, la que se pasa las noches acurrucada en la cama como una niña pequeña, asustada porque sabe que habrá de venir, tarde o temprano, el monstruo que habita más allá de la puerta de su armario. Soy el barrendero que se ve desde la ventana, ese hombre viejo que por las noches se convierte en la máquina del sexo, al amparo del vino barato, cobijado en su propio complejo, atrincherado tras la puta que le sirve a un tiempo de coño y de cobijo. Soy el niño con granos que vagabundea cada tarde, el que un día cogerá un cuchillo de cocina, se enfundará en las mallas rosa de ballet que su hermana perdió hace años y se adentrará en la jungla de su cuarto para luchar, a brazo partido, contra el ogro de las regañinas injustas.

Soy tú mismo, el que se cree a salvo más allá de la tinta, más allá del papel y de mis desvaríos de murciélago ciego y noctámbulo. Podría contar tu historia, no dudes que puedo hacerlo, y lo más probable es que lo haga. No sé si será hoy; tal vez sea mañana. Pero tranquilo: no me hace falta. Tú mismo has reflejado tus locuras más profundas y ahora son mías. Sin que tengas que abrir el pico. Siempre lo han sido. No te molestes en pensar lo contrario. Estás equivocado. Lo sabes.

No podréis nada contra mí, porque no tengo principio ni fin, porque soy inabarcable. Puedo viajar donde quiera, cuando quiera y como quiera, para ver y hacer lo que me apetezca en cada momento. Nadie está a salvo de mí, porque yo así lo quise una tarde lluviosa y gris, en mitad de un relámpago, de hace incontables años. Soy más que todo y más que nada, porque soy y no soy a un tiempo, porque a partir de mí lo que es debe ser, aún lo que no es merece serlo, y yo me he ganado cada premio y cada pena, cada risa y cada llanto.

Yo lo soy todo. Yo soy el único Dios que existe. Yo soy la palabra.

.

(c) Ángel M. Alcalá

Anuncios