Aunque sepa que su muerte no es eterna
y que pronto volverán
a cobrar vida sus cenizas
aunque sepa
que se encuentra por encima del poder del tiempo
y de las leyes físicas del cosmos
el fénix tiene miedo a lo desconocido
a olvidarse de quién era
para siempre
-nunca se sabe-
de quién ha sido
y qué deseaba de la vida
qué le impulsaba a surcar la estratosfera
y a suplantar al sol en el horizonte
cada amanecer

aunque el ave fénix sabe que vivirá de nuevo
no le es posible
eludir el dolor de envanecerse

vendrá otra mañana
pero este
es el final de un sueño
que deseaba infinito.
.
.
(c) Ángel Alcalá
bird

Anuncios